«

»

Imprimir esta Entrada

Barritas energéticas caseras saladas

Para 18 barritas                  Calorías por barrita de 40 grs: 145 kcal                            Carbohidratos: 14 grs

Proteínas: 6 grs                   Grasas:  8 grs                                                                           Tiempo total: 45 minutos

BARRITAS ENERGETICAS SALADAS copia

 

Hoy toca salida larga por la montaña, los kilómetros van pasando y los metros positivos acumulándose, paramos para comer, ¿y que hay en el menú?  “Barritas energéticas saladas”

Resultan una buena opción para combinar con geles o barritas dulces en entrenamientos o competiciones largas en las que tenemos que ir reponiendo carbohidratos para poder rendir a tope.

En algunas ocasiones cuando llevamos bastantes horas consumiendo energéticos dulces acabamos saturados de este sabor y no nos apetece seguir comiendo. Para romper con la monotonía dulce en nuestro paladar estas barritas energéticas saladas son perfectas, recordando ligeramente al sabor de la pizza por el orégano y el tomate con que están elaboradas.

Tienen un contenido algo mayor en proteínas que otras barritas lo cual viene bien para ayudar a reponer aminoácidos en caso de que se produjese neoglucogénesis (ocurre cuando el organismo no pueda obtener glucosa por otros medios, y esta es obtenida de emergencia a partir de la degradación de los tejidos musculares).

 

INGREDIENTES

250 grs de copos de avena

3 cucharadas soperas de orégano seco

Una cucharadita y media de postre de sal marina

100 grs de almendras crudas

100 grs de semillas de girasol crudas

50 grs de tomates secos

20 grs de azúcar moreno de caña o panela

2 cucharadas soperas de copos de  levadura de cerveza

150 grs de leche vegetal de arroz

250 grs de claras de huevo

 

PREPARACIÓN CON THERMOMIX

1   Ponemos en el vaso los copos de avena, el orégano, la sal y programamos 1 minuto, velocidad 5 a 10 progresiva.

2   Añadimos las almendras, las semillas de girasol, el tomate seco y programamos 1 minuto, velocidad 5 a 10 progresiva.

3   Incorporamos el azúcar, la levadura de cerveza, la leche de arroz, las claras y programamos 1 minuto, velocidad 4.

4   En una fuente de horno de unos 30×19 cm ponemos un papel vegetal para hornear, si disponemos de un molde de silicona rectangular no hace falta poner el papel vegetal, volcamos el preparado, ponemos un paño encima de la encimera y golpeamos ligeramente la fuente para que se asiente la masa, lo metemos al horno previamente precalentado durante 10 minutos a 220 º y horneamos 30 minutos arriba y abajo a 190º.

Cuando acabe el tiempo lo pinchamos con un cuchillo y si sale seco lo sacamos, si sale húmedo le damos 5 minutos más.

5   Dejamos enfriar y cortamos un poco de los bordes que se quedan algo secos y no nos vale, el resto se corta en barritas de 8×3 cm y listo.

 

PREPARACIÓN SIN THERMOMIX

1   Ponemos en una picadora los copos de avena, el orégano, la sal y se tritura hasta que quede hecho harina y reservamos en un bol.

2   Ponemos en la picadora las almendras, las semillas de girasol, el tomate seco, la levadura de cerveza y se tritura hasta que quede bien fino y lo incorporamos al bol (si no tiene mucha capacidad o potencia la picadora podemos ir picando cada ingrediente por separado).

3   Incorporamos al bol el azúcar, la leche de arroz, las claras y lo mezclamos hasta que esté bien integrado todo.

4   En una fuente de horno de unos 30×19 cm ponemos un papel vegetal para hornear, si disponemos de un molde de silicona rectangular no hace falta poner el papel vegetal, volcamos el preparado, ponemos un paño encima de la encimera y golpeamos ligeramente la fuente para que se asiente la masa, lo metemos al horno previamente precalentado durante 10 minutos a 220 º y horneamos 30 minutos arriba y abajo a 190º.

Cuando acabe el tiempo lo pinchamos con un cuchillo y si sale seco lo sacamos, si sale húmedo le damos 5 minutos más.

5   Dejamos enfriar y cortamos un poco de los bordes que se quedan algo secos y no nos vale, el resto se corta en barritas de 8×3 cm y listo.

 

NOTA

Quedan blanditas pero con la suficiente consistencia para que no se deshagan al llevarlas en el maillot o en la mochila durante nuestras salidas.

La levadura de cerveza la podéis encontrar en muchos supermercados en la sección de dietética o en herbolarios. Los frutos secos en crudo si no los conseguís  en el supermercado, en herbolarios los suelen tener.

Las que no se consuman en un par de días las podemos congelar.  El día que las necesitemos se sacan un rato antes del congelador hasta que estén a temperatura ambiente.

 

Enlace permanente a este artículo: https://lathermomixsport.com/barritas-energeticas-caseras-saladas/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: